El marcado CE y «el truco chino»

El marcado CE se emplea en muchos tipos de productos que se comercian en el mercado europeo y «garantiza» el cumplimiento de una cierta legislación. Pero, ¿qué es realmente este marcado? ¿Es obligatorio el uso de materiales con marcado CE en la construcción? ¿Sabes que existe un marcado chino que «copia» al europeo? Para aclarar todas estas dudas, ya sabes. 😉

¿Qué es el marcado CE?

El marcado CE es un proceso mediante el cual el fabricante o importador de un determinado producto informa a los usuarios y autoridades competentes el cumplimiento de las especificaciones técnicas de dicho producto (normas armonizadas, normas traspuestas o DITE’s) relacionadas con la legislación obligatoria en materia de requisitos esenciales.

Además, el marcado CE garantiza el cumplimiento del sistema de evaluación de conformidad establecido para cada familia de productos.

Nota: no debemos confundir el marcado CE con otros sellos como AENOR, CIETAN, INCE o ENNAA/EURAS.

otros sellos calidad

¿Es obligatorio su uso?

Aunque el uso de productos con marcado CE es recomendable, solo es obligatorio si afecta a los requisitos esenciales de los edificios y las obras de ingeniería civil:

  • Resistencia mecánica y estabilidad.
  • Seguridad en caso de incendio.
  • Higiene, salud y medio ambiente.
  • Seguridad de utilización.
  • Protección contra el ruido.
  • Ahorro de energía y aislamiento térmico.

Por otro lado, su uso también será obligatorio en cualquier producto fabricado para su incorporación con carácter permanente durante las obras.

Por ultimo, en el caso de productos que carezcan de marcado CE, ya sea por su escasa incidencia sobre los requisitos esenciales o por estar fabricados para una aplicación única, es obligación del Director de la ejecución de la obra verificar si se cumplen las condiciones establecidas para el mismo en las especificaciones técnicas publicadas.

dimensiones marcado ce

¿Cómo se consigue el marcado CE de un producto?

Para obtener el marcado CE todo fabricante debe pasar por un proceso de 6 pasos:

1- Identificar las directivas y las normas armonizadas aplicables al producto.

Existen más de 20 directivas que establecen las categorías de productos que requieren el marcado CE. Es responsabilidad del fabricante identificar la directiva pertinente que atañe a su producto.

2- Verificar los requisitos específicos del producto.

Depende del fabricante asegurarse de que su producto cumple con los requisitos esenciales de la legislación pertinente de la Unión Europea.

3- Averiguar si se requiere una evaluación de conformidad independiente por parte de algún organismo notificado.

En cada una de las directivas que atañen a su producto se especifica si un tercero autorizado debe participar en el procedimiento de evaluación de conformidad necesario para el marcado CE.

4- Probar el producto y comprobar su conformidad con la legislación de la UE.

Este proceso implica realizar una evaluación de riesgo. Al aplicar las normas armonizadas europeas pertinentes, el fabricante podrá satisfacer los requisitos legislativos esenciales de las directivas. Sin embargo, el uso de las normas armonizadas es voluntario.

5- Elaborar y tener disponible la documentación técnica requerida.

El fabricante debe elaborar la documentación técnica requerida por las directivas para la evaluación de la conformidad del producto con los requisitos pertinentes y para la evaluación de riesgos. La documentación técnica y la declaración CE de conformidad se deben presentar a las autoridades nacionales pertinentes si así lo requiriesen.

6- Colocación del marcado CE en el producto y declaración CE de conformidad.

El marcado CE debe realizarlo el fabricante. Debe colocarse sobre el producto o en la placa descriptiva de manera legal, visible, legible e indeleble

Nota: Aquí te dejo un resumen de todos los agentes que influyen en el marcado CE de productos de construcción, de la mano de Víctor Yepes

China Export, el «truco» chino.

En los últimos años ha aparecido una modificación del símbolo que se emplea en el marcado CE. Mientras que el marcado CE significa Conformité Européenne, esta modificación corresponde a las siglas de China Export y, a diferencia del primero, no compromete al fabricante del producto a cumplir ninguna norma, solo informa de su procedencia asiática.

Aunque a simple vista pueden parecer iguales (ambas marcas emplean la misma tipografía, tamaño y color) existe una pequeña diferencia: la separación de sus letras. En el caso de la «copia» asiática la C y la E están algo más unidas que en el etiquetado europeo.

Aquí puedes ver las diferencias entre ambos. ¡Que no te den gato por liebre! 😉


Pues hasta aquí hemos llegado. Ya conoces le marcado CE, para qué sirve incluso cuál es el proceso que siguen los fabricantes para su obtención. Ahora, ayúdame a difundir este post para evitar confusiones ya estos marcados aunque similares en la forma, son muy diferentes en el fondo. ¡Ah! Y no te olvides de dejarme tu opinión ¿Conocías este «truco» chino?

Contenido Relacionado:

Deja un comentario