Las autopistas del mar

Hoy vengo a hablar sobre un tema sobre el que se lleva ya tiempo debatiendo en los organismos europeos pero que aún no está del todo definido y trae más de un quebradero de cabeza: las Autopistas del Mar. Pero… ¿sabes lo que es una Autopista del Mar? Estoy seguro de que este concepto está muy alejado del que tienes en mente. 😉

Red Transeuropea de transporte

Dentro de las políticas europeas, la creación de una Red Transeuropea de transporte que permita una comunicación fácil y fluida entre los distintos países integrantes de la UE es fundamental. Para alcanzar dicho objetivo, además de las infraestructuras necesarias (carreteras, vías ferroviarias, etc) es necesario que se eliminen los cuellos de botella, en los cuales aumentan los tiempos, costes y emisiones del transporte.

Se plantean, por tanto, alternativas al transporte de mercancías por carretera que pasen a formar parte de las principales cadenas logísticas, y es en este punto donde las Autopistas del Mar cobran protagonismo.

Las autopistas del Mar

El transporte marítimo de corta distancia (Short Sea Shipping, SSS) viene a ser cabotaje llevado al contexto europeo (recordad que el cabotaje es el tráfico marítimo puerto a puerto dentro de un mismo país). Sin embargo, en las condiciones tradicionales, este modo de transporte no puede competir con la carretera.

SSS = tráfico marítimo de mercancías y pasajeros integrado en una cadena intermodal de transporte cuyos puertos de origen y destino están situados en Europa o en países no europeos ribereños de los mares cerrados que rodean Europa»

Para que este modo se convierta en una alternativa real, se deben cumplir dos condiciones:

  1. Regularidad del servicio con el fin de aumentar su disponibilidad
  2. Alta relación calidad-coste

Las Autopistas del Mar (AdM) aparecen para cumplir estos requerimientos. Se trata de un concepto aún en discusión pero que ya ha sido llevado a cabo en Europa con mayor o menor éxito. Otro aspecto importante es que las Autopistas del Mar son consideradas como “infraestructuras” de la Red Transeuropea de transporte por lo que reciben subvenciones para potenciar su desarrollo.

AdM = servicio de transporte marítimo de corta distancia y de alta relación calidad coste que permita generar cadenas marítimo-terrestres competitivas con respecto a la cadena de transporte por carretera.

Esquema corredores maritimos europeos

La comisión Europea distinguió en 2004 cuatro zonas en las que potenciar el tráfico marítimo mediante el desarrollo de AdM:

  • A – Mar Báltico
  • B – Europa Occidental
  • C – Mediterráneo Occidental
  • D – Mediterráneo Oriental

Os dejo un fragmento del seminario sobre Transporte Marítimo de Corta Distancia y las Autopistas del Mar que, aunque antiguo, explica muy bien lo que te he contado hasta ahora:

Las autopistas del Mar en España

España está relativamente aislada del resto de Europa debido a la barrera geológica que suponen los Pirineos. Los únicos pasos están en sus extremos (Hendaya e Irún), y si a ésto le sumamos que el transporte de mercancías en España se realiza principalmente por carretera, la congestión en estos puntos es más que evidente.

Es por esto que nos conviene el desarrollo de Autopistas del Mar, que sean una alternativa real al transporte por carretera y permitan reducir la congestión en esos puntos mejorando los tiempos y reduciéndose costes y emisiones.

Según el Esquema anterior, España puede desarrollar Autopistas del Mar tanto en el Mediterráneo como en el Atlántico:

  • AdM del mediterráneo: Existen diferentes servicios principalmente con Italia desde los puertos de Barcelona, Tarragona y Valencia. La inestabilidad política de Italia en los últimos años está complicando su mantenimiento y el desarrollo de nuevas AdM.Esquema Autopistas del Mar de España en Mediterraneo
  • AdM en el Atlántico: existen diferentes concursos entre España y Francia para el desarrollo de Autopistas del Mar. Esquema Autopistas del Mar de España en el atlantico

Actualmente se está negociando la Autopista ALGECIRAS/VIGO – NANTES/ LE HAVRE. La Autopista GIJÓN-NANTES se encuentra suspendida pues una vez terminada la subvención (después de tres años) y cuando se supone que el servicio debería haber despegado económicamente, no lo ha hecho y la naviera explotadora la ha suspendido por falta de rentabilidad.

GIJON-NANTES

Como ves, las Autopistas del Mar son una gran idea como alternativa al transporte por carretera. Sin embargo son difíciles de llevar a cabo pues necesitan del acuerdo de los países que se beneficiarán de ellas y las negociaciones son realmente lentas. A todo esto hay que añadir la falta de rentabilidad, asociada a una subvención con fecha de caducidad.

Pues eso es todo ¿Que te ha parecido? Deja tu comentario aquí abajo y compártelo si te ha gustado. 🙂

Contenido Relacionado:

4 comentarios en «Las autopistas del mar»

  1. El problema está en que se subvenciona a la naviera, si se bajase el billete el 50% pero el dinero fuese al camionero, seguro que se establece más de una naviera ha hacer la linea. En el otro caso, si siempre cobra al naviero le da igual el servicio, vaya el barco lleno o vacio el cobra por el viaje, cuando se acaba la subvención el tio deja de navegar.

    Responder
    • Gracias por tu comentario Yoyo. Si algo ha quedado claro es que subvencionar a la naviera solo lleva al fracaso. Habría que buscar alternativas como la que mencionas para conseguir mejorar la rentabilidad del servicio y que sea viable económicamente. En cualquier caso la idea de la AdM, pese a ser muy buena, es muy costosa y son muchos los factores que influyen en su explotación.

      Un saludo y espero volver a verte por aquí. 😉

      Responder
    • Hola otra vez Javi! Te estás convirtiendo en un fijo 😉

      La respuesta es complicada. Como sabrás, el transporte marítimo es muy rentable para mover grandes cantidades de mercancías una gran distancia. De este modo los costes fijos del buque (fijos y variables) se pueden «amortizar».

      El problema de las AdM reside en la regularidad. Para que sea competitiva el cliente debe tener la seguridad de que se cumplen los horarios establecidos. Los tráficos regulares son por lo tanto muy costosos, pero tampoco pueden tener un precio excesivo porque se perdería dicha competitividad. Si a ello le sumamos que el buque parte cuando le toca esté o no totalmente cargado, la rentabilidad cae en picado. Pese a que los puertos de Gijón y Nantes han reducido las tasas portuarias, la rentabilidad de esta AdM siempre ha dependido de de la subvención. Cuando ésta se ha acabado, la naviera ha cerrado el «chiringuito». Además la aparición de otras AdM similares como la de Vigo-Nantes/Le Havre tampoco ayuda pues tenemos una competencia que divide los tráficos y obliga a bajar precios, un debate similar al de si los puertos españoles deberían competir entre ellos o complementarse.

      Espero que mi punto de vista de esta situación tan compleja te haya servido.
      Un saludo! 🙂

      Responder

Deja un comentario